Artist Statement

“I think, with my work I don’t intend to express much more than everything which worries me or I feel worries the people of my time and place”

Generally I start working lDSCN7359 copiaetting the ideas and sensations flow, I sketch A LOT, almost always on stone.   I try to compenetrate with the material to feel absolutely confortable improvising on it.  Little by little the sketches start  to take more concrete languages, recurrent expresions, common findings… I continue working and in some moment those forms, languages, textures etc.. make CLICK in me as if they  had come  face to face with the thoughts and emotions that created them.  At that moment all the relations between what I’m doing and what I’m willing to say start becoming clearer.  I start finding the questions, translating them and capturing them more conciously on the stone.

I continue working as long as I feel this questions and answers flow naturally.  With time (sometimes more, sometimes less) I start feeling the “well has dried” and I have to get on the road again… like when you’re a guest at a friend’s house and feel the exact moment you have to leave… that`s how i feel when I have to change, when I feel I have already asked and answered what I needed to.  It seems capricious… it is!  Nevertheless it’s useless to continue working on something you have understood, you start making rubish, mere mannequins of what once was pure emotion and idea”

Taken from “Del corazón a la piedra” documentary (Go to Link)

 

Declaración del artista

 

“Creo que con mi trabajo no busco expresar mucho más que de todo lo que me preocupa o siento que preocupa a la gente de mi época y mi medio”

Generalmente empiezo a trabajar dejando fluir las ideas y las sensaciones, boceto mucho, casi siempre en la piedra misma, trato de compenetrarme mucho con el material, sentirme absolutamente cómodo, improvisar en él.   Poco a poco los bocetos empiezan a tomar lenguajes más concretos, expresiones recurrentes, hallazgos comunes… sigo trabajando y en algún momento las formas, los lenguajes, las texturas de alguna manera hacen CLICK en mí como si se encontraran con los pensamientos y sentimientos que los crearon, en ese momento se empiezan a hacer claras todas las relaciones entre lo que estoy haciendo y lo que estoy queriendo decir, empiezo a encontrar las preguntas, a traducirlas y plasmarlas más conscientemente en la piedra.

Continúo trabajando tanto tiempo como siga sintiendo que esas preguntas y respuestas fluyen naturalmente. Con el tiempo (a veces más, a veces menos) empiezo a sentir que ya se ha secado ese pozo y debo empezar otro camino… como quien llega de invitado a una casa y siente el momento exacto en el que se debe ir… así me siento cuando tengo que cambiar, cuando ya he preguntado y respondido lo que necesito. Parece caprichoso… mucho!! Sin embargo es inútil seguir trabajando en algo que ya has agotado, empiezas a hacer estupideces, meros maniquíes de lo que una vez fue idea y emoción pura.”

Tomado del documental “Del corazón a la piedra” Ir a enlace